¿Cuánto cuesta un sitio web?

Diseño Web Emprendimiento Todas las CategoríasLeave a Comment on ¿Cuánto cuesta un sitio web?

¿Cuánto cuesta un sitio web?

Hablamos suficientemente del valor de un sitio web en este artículo. Ahora queremos abordar una cuestión no menos pragmática y es cuánto le cuesta a un emprendedor o pequeña empresa el diseño de su sitio web. Cuál es el precio de una web

Como todo lo que el dinero compra, hay diferentes niveles en cuanto a lo que podemos adquirir. Y si bien You get what you pay for, (obtienes lo que pagas) esto no siempre es así. Muchas veces lo más caro no es exactamente lo que es mejor para ti.

Se impone buscar una buena relación costo/beneficio o, para nuestros propósitos aquí, precio/calidad.

Por otra parte, es importante tener en cuenta los factores que influyen en la elevación de los precios en el diseño de una web.

Para un emprendedor, que es para quien va dirigido este artículo, la gama de opciones va desde lo gratuito hasta los precios altos.

Opciones a la hora de tener tu propia Web

Para simplificar todo, vamos a decir que todo se reduce a dos opciones: tener una web “gratis” y pagar por ella.

El entrecomillado en “gratis” no es casual. Con la revolución de los gestores de contenido, como SquareSpace, Wix, Joomla, Hubspot CMS y el más conocido, WordPress se ha hecho prácticamente posible para todo el mundo el tener su propio sitio web sin costo. Pero…

Primera opción: mi web “gratis”

Sin embargo, decir que esto sería gratis no es del todo cierto. Y esto es especialmente cierto si estamos hablando de una web que será la plataforma para tu negocio.

Si  te decides por el  DIY (Do It Yourself, hazlo tú mismo), los Gestores de Contenidos (CMS, sigla en inglés) serán tus grandes aliados.

Pero, para personalizar tu sitio según tu marca, deberás formarte en diseño web, lo que significa inversión en tiempo y/o dinero.

Deberás formarte no sólo en principios de diseño, sino en cómo aplicar ese diseño para conseguir tus metas de negocios.

Deberás formarte en temas como la gestión de un sitio web, SEO-on-page, Marketing Digital, configuración de correos corporativos… En fin, deberás saber cómo llevar esas estrategias de marketing a tu web.

Eso es formación, y tarde o temprano exigirá de ti una inversión.

Por eso el entrecomillado en “gratis”. Si quieres iniciar un proyecto monetizable serio en Internet, deberás estar dispuesto a hacer una inversión. Punto.

Segunda opción: contratar un diseñador web

Sinceramente, ésta es la mejor opción a la hora de comenzar un emprendimiento serio. Si no eres diseñador web, lo mejor es que contrates los servicios de uno. Es una de las primeras inversiones que deberías hacer.

No dejarías las fotos de tu imagen corporativa a tu tío Pedro que tomó las fotos de tu último cumpleaños. Buscarás a un fotógrafo profesional para lograr esa imagen seria, de negocios que buscas para tu empresa. Del mismo modo, contratarás a un diseñador web para algo tan crucial para tu negocio como tu sitio web.

Y es aquí, finalmente,  donde se hace pertinente la pregunta…

Hablemos de precios… ¿Cuánto me va a costar contratar los servicios de un diseñador web?

Un diseño web tiene un amplio espectro de precios. Dependiendo factores tales como ubicación geográfica del diseñador, experiencia, nivel de personalización del sitio que queremos, si es diseñado de cero sólo con código (HTML, CSS, JavaScript, PHP…) o si se usa un CMS…

Toma nota de que estos precios son referenciales. Están basados en nuestras investigaciones y en proyectos para pequeñas y medianos empresas, emprendedores y monoemprendedores.

Esta investigación se hizo considerando oferentes de servicios de similar calidad. Las diferencias geográficas de precios son por razones de economía local y nunca debidas a una significativa diferencia en el nivel de calidad del resultado final. Clic para tuitear

Estas razones de economía local incluyen pero no están limitadas a indicadores tales como costo de vida, salario mínimo, canasta básica, nivel de desarrollo económico, etcétera.

1. Usando CMS y plantillas gratuitas

Vamos a concentrarnos aquí en WordPress, el CMS más usado del mundo y con mayor número de opciones.

El uso de una plantilla gratuita de un Gestor de Contenidos como WordPress con mínima personalización sería la opción más económica si se contrata un diseñador.

Se trata de un «servicio express». El diseñador toma una plantilla gratuita de las disponibles en el repositorio de plantillas de WordPress y hace mínima personalización: cambia colores, logo, agrega o quita algunas funcionalidades, edita texto… Pero manteniendo el aspecto general de la plantilla. Tu web no será única, como debería serlo tu marca y todo lo que la represente.

Las horas de trabajo son menores y típicamente un sitio diseñado de esta manera puede estar listo en 1-2 semanas.

Los precios aquí varían de acuerdo a cantidad de funcionalidades que va a tener el sitio y a consideraciones geográficas. En los Estados Unidos un servicio así podría estar entre los 800 – 1.500 $, en España  500-800 $. Latinoamérica 300-600 $.

2. Usando CMS y plantillas premium

Usando una plantilla de pago o premium de WordPress brinda  un mayor control sobre la personalización de la web, sin tocar código.

Esto permite diseñar sitios que prácticamente cubren todas las necesidades y expectativas de quien contrata el servicio. Esta opción, evidentemente, implica más horas de trabajo para el diseñador e incluye un mayor rango de funcionalidades.

Aquí, en cada proyecto se traslada el costo de la plantilla premium al cliente, aunque en muchos casos el diseñador compra los derechos ilimitados de uso con un solo pago.

Los proyectos generalmente se concluyen entre 3 y 4 semanas.

También aquí los precios varían de acuerdo a cantidad de funcionalidades del proyecto y a consideraciones geográficas. En los Estados Unidos los rangos suelen estar entre los 2.000 – 4.000+ $.  En España  1.800-2.600+ $. Latinoamérica 900-1.300+ $.

3. Construcción de la web usando código desde cero, sin ningún CMS

Esta es la opción más costosa, porque supone crear el sitio desde cero usando sólo código de programación. Esto lo hace generalmente un ingeniero o técnico informático con sólidos basamentos en programación.

Esto garantiza que cada funcionalidad y cada pequeño detalle de personalización  (sobre todo, cuando se trata de una web para empresas grandes) estarán entonados con cada requerimiento único del cliente.

Sin embargo, y a diferencias de los diseños con CMS, el mantenimiento y muchas veces la gestión de estos sitios difícilmente pueden llevarlos a cabo el cliente. Esto exige conocimientos de programación. Por lo que además del diseño, el cliente deberá contratar un servicio de mantenimiento post-diseño. Es la opción de las grandes empresas.

De acuerdo a la complejidad del proyecto y al equipo de desarrolladores disponible, típicamente el tiempo de entrega puede exceder un mes.

De nuevo, los precios varían en cuanto a cantidad de funcionalidades y a consideraciones geográficas. Estados Unidos: servicio así podría estar entre los 10.0000 –20.000+ $. España:  8.000-12.000+  $. Latinoamérica: 2000-5000+ $.

¿Entonces cuál me conviene?

Como emprendedor necesitas un sitio profesional, atractivo, personalizado y en sintonía con tus valores y branding. Con todas las funcionalidades necesarias para tu oferta de servicios actual y con posibilidades de expansión futura.

El diseñador web debe entender lo que quieres hacer e incluso asesorarte en cuanto a tu emprendimiento. Debe ser capaz de sugerirte lo que es mejor desde el punto de vista del diseño de tu web para tu negocio. Clic para tuitear

En pocas palabras, tú deberías estar buscando CALIDAD.  Y eso exige una inversión de dinero.

Eso lo verás sólo en las opciones 2 y 3.

¡Pero soy un emprendedor sin grandes medios económicos!

Por otra parte, como emprendedor iniciándose y aun cuando eres consciente de que debes hacer inversiones iniciales, no es probable que cuentes con grandes sumas de dinero.

Pero irse por la opción más económica, no siempre dará los frutos esperados.

La principal crítica que reciben las plantillas gratuitas es que muchas de ellas no tienen un código limpio u optimizado y que, al ser gratuitas, terminan siendo abandonadas por sus creadores y pueden empezar a dar problemas cuando se actualice el WordPress hacia nuevas versiones.

Y eso puede ser cierto.

Sin embargo, hay otra opción, que puede adaptarse perfectamente bien a tus necesidades.

Entonces ¿cuál es la sugerencia?

Usar una plantilla freemium y darle máxima personalización para tu marca y necesidades con código personalizado.

Una plantilla freemium es desarrollada a generalmente altos estándares por empresas a quienes les conviene tenerlas actualizadas y optimizadas porque, o bien ofrecen esa misma plantilla con un “upgrade pro”  o versión premium (de pago, con más funcionalidades), o bien ofrecen, a través de ellas,  otros servicios de pago.

Es decir, las plantillas freemium suelen ser muy buenos productos pues son los “lead magnets” de estas empresas.

Al ser gratuitas, no hay costo adicional que trasladar al cliente.

Obviamente, estas plantillas freemium no lo hacen todo (aunque las plantillas premium tampoco). Pero con el uso de código personalizado, se le pueden dar las funcionalidades y la personalización que necesitas para que cumpla con tus expectativas en cuanto a diseño y branding.

Al usar una plantilla, se reducen drásticamente las horas de trabajo (y los costos). Y al ser freemium, te aseguras de trabajar con una plantilla con código base bastante limpio.

Y al ser personalizada por el diseñador con código adicional, aseguras todo lo que necesitas en cuanto a los requerimientos únicos de tu marca.

Obtienes la singularidad que debes procurar para tu marca personal. No habrá otra web igual a la tuya.

Si te ha interesado este artículo y necesitas una web, te invito a conocer nuestro servicio de Diseño Web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver Arriba