La Autoeducación y Formación del Emprendedor

 

El Emprendedor Digital es, ante todo, un autodidacta. Clic para tuitear

 

Incluso contratando los servicios de un coach o mentor, la formación del emprendedor es autodidacta. El contenido y metodología de su formación ha sido planificada por él y no por un  agente gubernamental o corporativo externo.

 

El conocimiento es poder… Pero también libertad. El emprendimiento digital nos puede llevar a lograr ese estilo de vida que deseamos. Pero para ello debemos formarnos, autoeducarnos.

 

¿Por qué debemos autoformarnos y sobre qué?

 

Hay que adquirir dos tipos de formación:

 

1.- Aprender o profundizar las habilidades, destrezas y herramientas necesarias para el emprendimiento al que nos vayamos a dedicar.

 

Siendo que esto se trata de una pasión, el aprendizaje de las habilidades necesarias no ha de ser una actividad tediosa, sino una de la que no puedas esperar el momento de tomar.

 

Debes ser capaz de dar una oferta única. Para ello debes diferenciarte de una manera u otra de similares ofertas. Esto comienza adquiriendo las destrezas necesarias para dominar aquello a lo que te vas a dedicar.

 

Las cosas más significativas de la vida no se aprenden de una vez y punto. Debes mantenerte actualizado(a), al tanto de las tendencias en tu sector, nuevas posibilidades, herramientas. Saber reconocer y mantenerte atento(a) al crossover que pudiera darse con respecto a otras disciplinas es una manera excelente para modelar una oferta única.

 

La habilidad de encontrar o idear combinaciones que no son aparentes es un sello distintivo de los innovadores. Clic para tuitear

 

Pero antes de llegar a ese punto, debes dominar los fundamentos de tu oficio.

 

2.- Aprender la manera de dar a conocer nuestra oferta.

 

Una vez apertrechado(a) con los conocimientos propios de aquello a lo que te vayas a dedicar, es hora de dar a conocer al mundo lo que tienes para ofrecer.

 

Es cuando debes hacer uso de metodologías como aquellas del marketing digital, y  técnicas como las del SEO. Así como contar con una plataforma desde la cual lanzar tu producto, bien sea por las Redes Sociales o desde un Sitio Web.

 

Debes ser capaz de manejarte con las herramientas que te dirán cómo va tu negocio. Aquellas herramientas de métricas o analíticas, con las cuales podrás tomar decisiones estratégicas.

 

Debes dominar los fundamentos de estas disciplinas para comprender las reglas del juego. Así, te harás de un lugar en el mundo digital.

 

Queremos hacerte la fuerte recomendación de que si no dominas el inglés, busca aprenderlo. Al menos a un nivel de lectura básica.

 

Aunque puedes encontrar excelentes recursos en castellano, la mayoría se basa en traducciones o adaptaciones de textos en inglés. El conocimiento de esta lengua te permitirá acceder de primera mano a ese rico repositorio.

 

¿Dónde formarnos?

 

La regla de oro aquí es buscar fuentes de información que estén en el origen o que hayan sentado las bases o participado de manera determinante en un ámbito.

 

Busca fuentes líderes en ese sector e investiga si ofrecen cursos, talleres u otro tipo de formación. Lo más probable es que así sea, porque casi todas las empresas líderes se han adherido a modelos de negocios como el marketing de contenidos, que se basa en dar antes de recibir.

 

Luego conéctate con personas que estén en la misma búsqueda que tú, a través de foros o blogs relevantes a tu temática.

 

Lee los artículos en los blogs de esas fuentes, suscríbete a los boletines periódicos, descarga los contenidos que ofrecen como guías, ebooks. Apúntate a talleres o cursos que ofrezcan.

 

Aquí quiero enumerar algunas fuentes que son ampliamente recomendadas para aprender las reglas del juego.

 

HubSpot está en el origen mismo de la nueva concepción Marketing Digital. Es una fuente de primera mano para adquirir destrezas en lo relacionado a esta metodología. Su Academia es gratuita, pero la mayor parte del contenido está en inglés. Sin embargo, ofrecen un curso de Marketing Digital certificado, subtitulado al castellano.

 

Para aprender a diseñar un sitio web, incluso a diseñar programas informáticos (algo muy demandado como emprendimiento digital) FreeCodeCamp es un excelente recurso. Brindan certificaciones gratuitas pero rigurosas. En Inglés.

 

WordPress es un gestor de contenido que te permite no sólo almacenar y administrar tus archivos de Internet sino también construir un sitio web sin conocimientos de programación.

 

Existen multitud de cursos y tutoriales por toda la red para dominar esta herramienta, pero es mejor, como se ha dicho, beber de la fuente en su sitio de aprendizaje en castellano.

 

Aunque muchos de los sitios recomendados están en inglés, no necesitas ser perfectamente bilingüe para sacarles provecho. Suele ser suficiente tener un conocimiento medio de inglés leído.

 

Incluso, la mayoría de los videos didácticos vienen con opciones de subtitulado en inglés porque es práctica recomendada para discapacitados auditivos en EEUU y Reino Unido.

 

Esta competencia con el inglés leído hará una diferencia significativa en cuanto a tu modo de aprender.

 

La buena noticia es que es perfectamente posible lograrlo con recursos gratuitos.

 

Duolingo es un portal que te enseña inglés de manera interactiva y divertida. Cuenta con un algoritmo que hace que su curriculum automáticamente se haga más exigente dependiendo de la seriedad y constancia del usuario.

 

Luego de Duolingo, seguramente querrás mejorar tus habilidades de escucha y comprensión y querrás probar con los cursos gratuitos On-Line de la BBC.

 

Metodología

 

Unas vez precisadas tus fuentes confiables de formación en cuanto a aprender y adquirir las habilidades propias al ámbito o campo al que nos vamos a dedicar, debemos organizarnos y hacer un plan de estudios.

 

Usa herramientas como Google Calendar para diseñar una programación de estudio a corto y mediano plazo. Determina las tareas diarias y semanales, así como su duración y las horas del día dedicadas a ella. Reserva tiempo para el descanso y los breaks. Esto es importante.

 

No sólo planifica estudio, también descanso, diligencias relacionadas a tu emprendimiento, tiempo para buscar información, tiempo para ejercitarte.

 

En nuestro caso, hicimos una planificación de lunes a viernes, dejando los fines de semana para otras actividades no relacionadas al emprendimiento, aunque muchas veces te encontrarás haciendo algo un sábado o domingo con respecto a tu empresa 😉

 

Estos tips te serán útiles:

 

  • Constancia y más constancia.

 

  • La mayoría de los cursos viene ya con su “mapa de ruta”. Pero a veces si estás realizando varios recursos simultáneos, debes hacer tú mismo(a) la ruta.

 

  • Hazte una programación y cúmplela.

 

  • En modo alguno te fuerces a ir con los aprendizajes en sesiones maratónicas. Eso te llevará a la exhaustación y puede desalentarse de seguir. Por ejemplo, hemos encontrado que, en nuestro caso, para seguir un curso, no más de 4 horas al día es óptimo.

 

  • Si vas a tomar varios recursos o rutas de aprendizaje simultáneas, asegurate de dejar un buen lapso para el descanso entre ellas.

 

  • Aprende a lidiar con la frustración. Mantente motivado imaginando la vida que quieres e investigando casos de éxito de las personas que ya están realmente viviendo esa vida.

 

  • Constancia y más constancia. Otra vez.

 

Obstáculos

 

Paradójicamente, el problema con el que nos encontramos al principio es la sobreabundancia de cursos, talleres y recursos para el aprendizaje que rápidamente te abruman y hasta te pueden hacer desistir.

 

Es un fenómeno bien conocido al que se le suele denominar sobrecarga de información (Information Overload). Si caemos en esta situación, veremos que se nos dificulta tomar decisiones y, en el peor de los casos, puede hacernos desistir de nuestros objetivos.

 

Hay que mantener las cosas simples y relevantes. Debes aprender a discriminar contenido de calidad del que no lo es. Es muy deseable que aprendes a no consumir todo el contenido que llega a tus manos.

 

Conclusión

 

El reinventarte a ti mismo como emprendedor digital pasa por un proceso de mejoramiento, de cambio de mentalidad. Ese cambio cualitativo nos va a llevar a mejorar nuestras destrezas y habilidades en el ábito en el que nos queremos desenvolver.

El aprendizaje no tiene edad y es un proceso que debe ser constante. Debe ser un leit motiv  a lo largo de nuestra vida. Es bien conocido por los científicos que aquellas personas que mantienen la curiosidad y se mantienen aprendiendo cosas nuevas en su vejez son menos propensas a enfermedades degenerativas.

Ese aprendizaje es lo que te mantendrá moviéndote hacia adelante.

 

Si te ha gustado lo que has leído aquí, compártelo. También nos gustaría que dejaras algún comentario. Si conoces alguna herramienta o web o si quieres compartir tus experiencias en tu propia autoformación, déjanos un comentario.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.