¿Nómada Digital? ¡Cool! Pero…

 

El nómada digital es consecuencia del avance en las tecnologías de la información y las comunicaciones que ha experimentado el mundo durante los últimos 20 años.

 

Por su parte el avance de la Gig Economy, o mercados laborales con prevalencia de contratos a corto plazo como opuestos a un empleo fijo, ha sido también notorio.

 

La Gig Economy y el debilitamiento (a veces desaparición total) de la necesidad de la presencia física del trabajador, ha hecho posible el surgimiento del trabajo remoto que no requiere estar atado a una ubicación fija. Clic para tuitear

 

Estos eventos han hecho posible la aparición de particulares personas (jóvenes en su inmensa mayoría) que no se sienten vinculadas a un sitio particular y que sienten la espinita de explorar el mundo, sin residencia fija y generando sus ingresos de manera remota.

 

 

Características del Nómada Digital

 

Si bien es cierto que no se puede homogeneizar todas las personalidades que se pueden encontrar en los nómadas digitales, sí es cierto que presentan una serie de características que todos ellos o la mayoría comparten. Algunas incluyen, pero no limitadas a:

 

  • Generalmente individuos jóvenes, formados en profesiones relacionadas con las tecnologías de la información o con fuerte presencia tecnológica.

 

  • No conformistas y generalmente desencantados con el entorno donde viven.

 

  • Aunque sus viajes pueden comenzar con una puro deseo de conocer y aventurar, por el camino van desarrollando modelos de negocios que les permitan costear sus viajes. Otros esperan a que despeguen sus negocios para viajar.

 

  • Suelen ser “verdes”. Tienen un fuerte sentido ecológico y abrazan ideas alternativas. No en vano muchos Coworking Spaces para nómadas digitales alrededor del mundo ofrecen servicios como clases de yoga.

 

  • Suelen despreciar el materialismo, el consumismo y abrazar filosofías minimalistas.

 

  • Prefieren tener experiencias antes que tener cosas.

 

  • Como consecuencia de su modo de vida y sus inclinaciones son tolerantes y tienen una visión más amplia de las motivaciones humanas.

 

  • Extremadamente críticos con los portales de noticias, a los cuales más de una vez han descubierto mintiendo sobre los hechos que reportan.

 

  • ¡Mórbido interés e inclinación por los gatos! Rasgo compartido por los profesionales de las ciencias de la información en general…

 

 

¿Cómo se costean los viajes?

 

Muchos nómadas digitales no son “autoempleados”. Es decir, ellos trabajan para empresas aunque de forma remota. Otros, sin embargo, son freelancers, han logrado construir su propio negocio y fuente constante de ingresos que les permite viajar por el mundo.

 

De los “autoempleados”, un pequeño porcentaje ha logrado construir negocios escalables desde un blog o sitio web.

 

Lo común en todos ellos es que primariamente, estos nómadas obtienen sus ingresos prestando servicios y productos de manera online.

 

Para quienes son autoempleados, la mayoría de las veces, estos productos y servicios están relacionados con su actividad viajera.

 

Construir una comunidad grande y leal es más fácil que en otras actividades debido al enorme interés que despierta la actividad de viajar y experimentar entornos y situaciones exóticas. Esa audiencia ávida de emularlos estará más que dispuesta a pagar para hacer lo que estos nómadas hacen.

 

Sin embargo, no siempre lo que les da para vivir y para viajar está directamente relacionada con su actividad viajera. Estas son algunas actividades que el freelancer nómada puede realizar:

 

  • Iniciar un Blog. Desde una plataforma web se pueden ofrecer multitud de servicios y productos. Desde servicios SEO y de Marketing Digital, hasta Servicios de Diseño. Sin embargo, la opción obvia de muchos nómadas digitales es precisamente explotar la industria de Blogs de Viajes.

 

  • Escribir y vender libros digitales. Usando plataformas como Amazon Kindle Direct Publishing para publicar creaciones literarias. Muchos nómadas digitales exitosos adoptan este modelo de negocios.

 

 

  • Servicios Profesionales. Aparte de los servicios que puedes ofrecer online, muchos nómadas digitales también realizan trabajos como profesor de idiomas (el Castellano tiene cada vez más demanda), profesores de bailes de salón, profesores de yoga, meditación y otras terapias alternativas.

 

  • Cursos Online. Uno de los favoritos para crear ingresos pasivos. Toma tu conocimiento en un área (cualquiera, hay mercado para todo), diseño un curso en video y con apoyo en pdf, móntalo en internet y voilá! Pueden ser ofrecidos desde la propia web o desde plataformas especializadas como Udemy o Hotmart.

 

  • Social Media Manager. Asistiendo en las estrategias de Medios Sociales a particulares y Empresas te permitirá, si eres serio y te has preocupado por diferenciarte, tener un buen nivel de vida. Especialmente si vives en países donde puedes usar el Geoarbitraje (ver siguiente apartado).

 

  • Tutorías. A través de plataformas como Skype o Zoom, puedes dar tutorías o clases particulares en una variedad de ámbitos de conocimientos: idiomas, clases de instrumentos musicales, de canto, de cultura general… Las posibilidades son inmensas.

 

 

Geoarbitraje

 

Este concepto o, al menos, la palabra que lo designa aparentemente fue acuñado por primera vez por Tim Ferriss en su controversial libro 4-hour Workweek.

 

Con el Geoarbitraje puedes vivir excediendo tu “clase social”. Si consigues generar un flujo constante y suficiente en divisas fuertes y vivir en ubicaciones de bajo costo donde, sin embargo, se pueda alcanzar alta calidad de vida. Clic para tuitear

 

Varios países y ciudades del Sudeste Asiático, Latinoamérica y el Este de Europa cumplen estos requisitos y se han convertido en los favoritos de la comunidad mundial de nómadas digitales para establecerse por algunas semanas o meses. Inclusos para celebrar Conferencias de Nómadas Digitales.

 

Además de las dos características mencionadas ya, las ciudades atractivas para los nómadas son puestas en un ranking dependiendo de varios factores como son la velocidad del internet, seguridad, atractivos turísticos, acceso a servicios de calidad, amigables para extranjeros, vida nocturna, etcétera.

 

Nomadist es un sitio que califica estas ubicaciones y que sirve de guía a los nómadas digitales para escoger su próximo destino de trabajo o diversión.

 

Incluso algunos de quienes se cansan de la vida de nómadas (ver más adelante) pueden escoger una de estas ubicaciones para establecerse semipermanente o definitivamente.

 

 

Destinos favoritos

 

Para trabajo y estadías más o menos prolongadas (a los estándares de los nómadas digitales) el Sudeste Asiático ocupa los primeros lugares en las preferencias. Seguido de Latinoamérica y el Este de Europa.

 

Según la lista de Nomadist, al momento de escribir este artículo, las 15 primeras posiciones las tenían:

 

  1. Canggu – Indonesia
  2. Bangkok . Tailandia
  3. Chiang Mai – Tailandia
  4. Buenos Aires – Argentina
  5. Praga . Chequia
  6. Ubud – Indonesia
  7. México D.F – México
  8. Varsovia – Polonia
  9. Taipei – Taiwan
  10. Seul – Corea
  11. Sofía – Bulgaria
  12. Madrid – España
  13. Budapest – Hungría
  14. Belgrado – Serbia
  15. Lisboa – Portugal

 

 

¿Pero es tan perfecto como suena?

 

A pesar de lo atractiva que parece –y es- esta vida, desde hace algunos años no son pocos los nómadas digitales con años recorriendo el mundo que desde sus blogs han escrito artículos en los que anuncian su retiro de sus actividades como nómadas digitales.

 

Específicamente de la vida de vagabundear de un sitio a otro sin tener una base.

 

Matthew de Expert Vagabond cuenta la anécdota de que un amigo suyo, nómada, supo que debía establecerse cuando un día cualquiera estaba en un suburbio de Tokio y rompió en llanto cuando en un parque vio cómo las familias montaban bicicletas juntas.

 

Una visión tan trivial en cualquier otra circunstancia, fue esencial para esta persona para darse cuenta de lo que estaba perdiendo.

 

Aunque ninguno de ellos se arrepiente de sus años como nómada, después de un periodo que suele estar entre los 7 y los 11 años empiezan a aparecer y a agudizarse una serie de problemas que los conducen a abandonar esa vida.

 

La cara oculta

 

  • El extrañar a sus familias y amigos que dejaron atrás. Muchos no las ven más de una vez al año en Navidad.

 

  • Sentirse agotados por querer viajar mientras hacen un trabajo o llevan un negocio. Combinar ambas cosas no es fácil. Debes trabajar incluso si estás en una playa del Caribe o en un Centro de Ski alpino. Y el Jet Lag acumulado pega.

 

  • Generalmente son individuos que viajan solos. A veces en compañía de otros nómadas pero no permanentemente. La mayor parte de sus relaciones son virtuales. Muchos se quejan de ni siquiera llegar a ver jamás a muchos de sus amigos nómadas que conocen online.

 

  • Se hace muy difícil, incluso imposible, iniciar una familia. Esta es una de las principales razones de abandono de esta vida por parte de los nómadas.

 

  • Pérdida del sentido de pertenencia. Lo cual es un rasgo psicológico fundamental para la estabilidad emocional.

 

  • Desarraigo que, paradójicamente, puede llevar a un desinterés por las cuestiones humanas y a la falta de empatía.

 

  • Después de años viajando, algunos como Nomadic Matt se quejan de perder el sentido de maravilla que le animaba en sus primero años.

 

Quizá todo lo de arriba sea epitomizado mejor con lo que Mark Manson escribió a propósito en un artículo para CNN:

 

En vez de una adicción a status y posesiones, somos adictos a experiencia y novedad. Y el resultado final es el mismo. Nuestras relaciones, nuestras conexiones con lo que es real, a veces sufre.

 

Mark Manson

 

 

Una alternativa: Location Independence

 

Como consecuencia de este agotamiento que se verifica en muchos nómadas, sobre todo llegando a la madurez, ha venido otro concepto a ser cada vez más conocido, y que viene a ser como una alternativa al estilo de vida nómada. Clic para tuitear

 

Se trata de la Location Independence o Independencia de Ubicación.

 

Se trata de personas que no están atadas a un lugar (lugar que incluso pueden odiar) para desarrollar la actividad que les genere sus ingresos. Justo como los nómadas digitales.

 

Pero a diferencia de estos, escogen establecerse en algún lugar por unos seis meses o un año o más: este año están viviendo en Chiang Mai, el próximo en Praga por dos años y luego en Buenos Aires…

 

Incluso, algunos de ellos compran una vivienda en un lugar al que llaman hogar a donde se irán a establecer hacia el ocaso de sus vidas.

 

 

Conclusión

 

Como toda actividad que recibe gran cobertura en los medios, el nomadismo digital tiene dos caras. Una de las cuales casi nunca es mostrada.

 

Es cierto que es un fantástico estilo de vida. Pero por razones físicas, psicológicas, sociológicas y personales,  difícilmente puede durar indefinidamente.

 

La sensación de desarraigo termina pasando factura y tiende a desconectar a los nómadas de sus semejantes. Incluso de ellos mismos.

 

Dicho esto, y sabiendo que este modo de vida no será para siempre, creemos que es una excitante idea ponerse como objetivo experimentar por algunos años el ser un trotamundos sin base fija.

 

Viajar por el mundo, conocer sus culturas y sus gentes, sus lenguas y filosofías de la vida. Pero siempre con la seguridad de que, al final de ese mágico recorrido, volveremos al lugar que llamamos “hogar”.

 

¿Eres nómada digital o quieres serlo?

 

Déjanos tus comentarios.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.