Por qué tener una Web propia

 

Si te preguntas por qué tener una web es necesario para emprender, estás en el lugar correcto.

 

Tener un sitio web en el cual ofrecer nuestros talentos era, hasta hace pocos años, inalcanzable para la mayoría.

 

Con el advenimiento, primero de sitios web que te permitían alojar gratis una web y luego con la popularización de  los Sistemas de Gestión de Contenidos, todos, no sólo grandes empresas, sino PYMEs e incluso pequeños emprendedores o monoemprendedores pueden tener un lugar en el cyberspace sin invertir grandes sumas de dinero.

 

Este artículo se enfocará en los sitios web de negocios.

 

¿Qué es un sitio Web?

 

Un sitio web es un grupo de documentos y contenidos reunidos bajo un mismo “dominio” o locación específica en Internet. El sitio Web está compuesto de una o (con mucha más frecuencia) varias páginas web.

 

Una web está diseñada usando marcadores o lenguajes de programación como HTML, CSS, o JavaScript que estructuran, dan estilo visual y funcionalidades a la web.

 

Estos lenguajes son interpretados por programas llamados “navegadores” (browsers) como Google Chrome, Microsoft  Explorer, Mozilla Firefox…) y son “traducidos” a contenidos comprensibles para el usuario humano.

 

Las distintas partes y páginas del sitio web están conectadas con hyperlinks o “hiperenlances” que, al ingresar a ellos, nos llevan al sitio de destino al cual apuntan. Esta es la funcionalidad en la que se fundamente el hecho de que Internet es una red interconectada entre cada una de sus partes.

 

El contenido que se presenta en un sitio web no es sólo texto, también incluye imágenes, archivos audiovisuales y funcionalidades que permiten interactuar con el sitio o la posibilidad de descargar parte del contenido de la web a nuestro computador.

 

Todo sitio web tiene una Página Principal, que es donde aterriza el usuario cuando introduce el dominio del sitio. A partir de aquí y a través de una barra navegadora o menú, se accede a las distintas partes que componen el website.

 

Páginas principales que componen un Sitio Web

 

Como dijimos, un sitio web está formado por páginas web. Estás páginas están jerarquizadas, siendo las de orden superior, generalmente, las que aparecen enumeradas en el menú principal. Como guía, podemos considerar como páginas standard de orden superior:

 

  • La “Página Principal” o “Home”, a dónde se llega al escribir el dominio. Debe ser hecha con esmero, pues  es la que dará la primera impresión. Debe mostrar símbolos e identificaciones de la marca: nombre, logo e introducción de lo que haces y por qué lo haces.
  • Una página “Sobre Mí”, “Sobre Nosotros”, “Quiénes Somos”. Aquí presentamos en mayor profundidad a la empresa. Quiénes están detrás y por qué hacemos lo que hacemos.
  • Servicios”, “Productos”, “Tienda”. Es la sección en la cual presentamos los productos o servicios que ofrecemos, precios y cómo acceder a ellos.
  • Blog”. Es una página fundamental en toda web de negocios. Será la base de nuestros esfuerzos de marketing digital dirigidos a atraer visitantes ofreciendo contenidos de calidad. Muchos tienen el Blog como su página de inicio. El Blog ha de ser una sección en constante actualización y generadora de interacción, vía comentarios en posts, por ejemplo.
  • Contacto”,  “Ubicación”. Es donde se muestran los datos de ubicación geográfica, si la hay. Así como los medios de contacto como teléfono, e-mail u otros que se estimen pertinentes. Es frecuente incluir aquí un “Formulario de Contacto”.

 

Esta no es una estructura obligatoria ni mucho menos. Se puede incluir información de dos o más de estas categorías en una sóla página, por ejemplo. Incluso, podemos incluir otras no listadas aquí. Eso depende de la naturaleza de nuestro negocio y la dinámica que queremos darle.

 

¿Por qué tener una Web cómo emprendedor digital?

 

            Como emprendedor digital, no se concibe no tener presencia en Internet. Y un sitio web será tu locación en internet.

 

Internet será el medio a través del cual llegarás a tu audiencia en cualquier lugar del mundo donde se encuentre. Clic para tuitear

 

            Un sitio web y las correctas prácticas de optimización y  de segmentación de nuestra audiencia harán posible que se superen las tradicionales barreras como el monopolio del mercado de grandes empresas capturando a casi todos los clientes, práctica tan común en la era pre-Internet.

 

            Por otra parte, tener un sitio web le da a tu emprendimiento credibilidad ante tus clientes, porque eso dice que estás manejando las tecnologías digitales y que, al menos en teoría, serás capaz de prestar un servicio o producto de calidad.

 

            Será la tarjeta de presentación de tu empresa. La mayor parte de quienes acceden a tu web no conocerá tu marca. Y es entonces cuando los conducirás a un viaje emocionante y didáctico a todo lo que puedes hacer para resolver sus problemas.

 

            Un sitio web para tu emprendimiento será tu tienda, tu oficina, tu centro de enseñanza y educación para aportar valor a tus potenciales clientes y la vitrina por la que darás a conocer todas las ventajas y beneficios de tus productos y servicios.

 

            ¡Pero yo ya tengo presencia con mis RRSS!

 

La presencia digital puede ser obviamente por Redes Sociales (RRSS). Pero es a través de un sitio web que podrás comercializar tus productos con una metodología orientada al crecimiento.

 ¿Por qué necesitarías un sitio web si ya tienes presencia en las redes sociales? Clic para tuitear

 

Las redes sociales, en su concepción original, fueron creadas para socializar, crear relaciones. Esto es vital en los negocios.

 

 Con las RRSS puedes llegar a una enorme audiencia, pero para para marcar una diferencia a la hora de realmente hacer negocios, debes implementar metodologías y estrategias de marketing digital que difícilmente pueden ser puestos en práctica en su totalidad y con todas sus posibilidades en las redes sociales, como la educación de tus potenciales clientes a través de posts y videos tutoriales o poner en práctica herramientas como el  email marketing.

 

El contenido de calidad que ofreces estará siempre disponible en tu sitio web. En las RRSS,  los contenidos, que no suelen ser profundos, quedan relegados rápidamente  y no son fácilmente accesibles.

 

La gran mayoría de las personas, al realizar una búsqueda lo hacen por un buscador como lo es Google, incluso si lo hacen desde dispositivos móviles. Y los resultados que arroja Google primariamente son de sitios web, no de cuentas de Facebook o Instagram, a menos que busques específicamente a una persona. Pero recuerda que la gran mayoría de las personas que se te acercan no conocen tu marca.

 

Para empresas tanto con un Sitio Web como con RRSS, los resultados de búsqueda siempre privilegian al sitio web.

 

Una web optimizada atraerá más cantidad de tráfico de calidad que el que podrías hacer sólo a través de RRSS.

 

Pero la sinergia entre la Web y las RRSS es lo que garantizará el éxito en tu emprendimiento.

 

Características de una Web de negocios

 

  • Debe ser atractiva

Un diseño atractivo es la impresión a primera vista que dará tu sitio web. Lo atractivo de un diseño puede ser la diferencia entre establecer una relación de negocios o aumentar la tasa de rebote. La tasa de rebote es la proporción de visitantes que a los pocos segundos se van.

Esto es un indicativo de que no hacemos un buen trabajo manteniendo el interés de las visitas. Un diseño estridente, abigarrado, sobreintoxicado de información, abruma y desalienta a las visitas a permanecer.

 

  • Debe tener alto índice de usabilidad y UX

La Usabilidad es afectada por la velocidad de carga, la dificultad para encontrar el contenido o los «links rotos». Un sitio web tiene buena “usabilidad” si el usuario cumple el objetivo que tenía al entrar.

La Experiencia del Usuario (referida como UX o U|X) afecta las emociones, el confort y satisfacción de un visitante. Las emociones afectan los procesos mentales que conducen al enganche o no con nuestra marca. Factores como el diseño y los valores que transmite la web afectan la UX. Se debe buscar la identificación entre el visitante y nuestro sitio.

 

  • Debe estar optimizada para los Motores de Búsqueda

Tenemos una página hermosamente diseñada, usable y que brindaría una excelente experiencia al visitante. Bueno, si tan sólo fuera visitada… Debemos adoptar técnicas que posicionen nuestra web en la primera página de los resultados de los motores de búsqueda. Para ello, adoptaremos distintas técnicas colectivamente conocidas como SEO.

 

  • Debe cumplir el objetivo para el que fue creada

Un sitio web no debe ser un aspecto decorativo o una demostración de que estamos insertados en el siglo XXI.

 

Nuestra web debe ser un medio eficiente de generación de prospectos de negocios y clientes por lo que debe estar en un estado de constante optimización para garantizar que los visitantes y prospectos de clientes realmente encuentren lo que han venido a buscar y que su experiencia en ella les permita salir mejor que cuando llegaron.

 

Esto será posible a través de una aproximación llamada Diseño Orientado al Crecimiento (Growth-Driven Design) el cual se apoya en el análisis de la data que se genera con el tráfico a nuestra web para constantemente rediseñarla y transformarla en una verdadera herramienta de generación de oportunidades de negocios siempre adaptándose, garantizando una experiencia óptima que los visitantes querrán repetir.

 

¿Puedo hacer mi Web yo mismo?

 

Anteriormente, una persona debía formarse en, por lo menos, lenguajes como HTML y CSS para diseñar un sitio Web. Pronto, con el crecimiento de la interacción web, se hizo imprescindible dominar lenguajes adicionales como JavaScript o PHP.

 

Pero con el advenimiento y desarrollo de los Sistema de Gestión de Contenido (Content Management Systems, CMS) se hizo posible no sólo administrar nuestros contenidos en Internet y cómo mostrarlos, sino realmente diseñar un sitio web sin necesidad de dominar código de programación.

 

Es así que se han popularizado CMSs como Joomla, Wix, HubSpot CMS y el más popular de todos: WordPress, cuyo dominio está al alcance de cualquiera a través de incontables cursos de pago o gratuitos por Internet.

 

Sin embargo, a menos que quieras iniciar un sitio web personal y no de negocios y por todas las razones mencionadas arriba, es indispensable contar con personas capacitadas que entiendan las reglas del juego no sólo en diseño, SEO y usabilidad sino de Diseño Orientado al Crecimiento.

 

No deberíamos tomar atajos acerca de la imagen de seriedad de nuestra empresa. Tampoco sobre la optimización que requiere una web para que cumpla con su finalidad: generación de oportunidades de negocios.

 

Por las mismas razones, recomendamos contar con un dominio propio y no suscribirse a dominios y alojamientos gratuitos para nuestra empresa. Las primeras inversiones que has de hacer a la hora de emprender deben ser adquirir un dominio y alojamiento (hosting) para tu web.

 

Esperamos que este artículo haya sido e ayuda. ¿Por qué no conversamos sobre  tus dudas o experiencias? Deja un comentario abajo. Y si te ha gustado este artículo, compártelo en tus Redes  Sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.